Villeta declara hijos dilectos a exponentes de la cultura y la historia
20 marzo, 2019

Villeta declara hijos dilectos a exponentes de la cultura y la historia

Por Oscar Rubén Cáceres Jiménez

osruben@cu.com.py

 

En el mes aniversario de la fundación de la Ciudad, Villeta honra a Gregorio Gómez Centurión y Victor Fernando Idoyaga como hijos dilectos.  El acto de homenaje se realizó el lunes, al atardecer, durante una sesión especial de la Junta Municipal de Ciudad.  Por Ordenanza municipal 6 y 7 del 2019 se concede estas distinciones por sus militancias en el ámbito cultural y social tanto de la Ciudad como del país. Esto homenajes fueron impulsados por el concejal Luis Verón y Carmen Gamarra, respectivamente.

 

El docente Cristian Ariel Aguayo y presidente de La Junta Municipal y los demás integrantes de la Junta valoraron el trabajo de Gregorio Gómez Centurión en favor de la cultura, la poesía, el idioma guaraní y su militancia por la construcción de un pueblo y una sociedad paraguaya que viva en libertad.  Gregorio, Pirulo, Gómez, es muy reconocido y valorado en los ámbitos culturales, sociales, indigenistas y luchadores por un Paraguay diferente, con equidad y justicia.  Es uno de los miles de compatriotas que formaron parte de las Ligas agrarias cristianas en las décadas de los 60 y 70.
Por otra parte, el Coronel SR. Víctor Fernando Idoyaga, nacido también en Villeta, desde su juventud formó parte de las fuerzas armadas, servicio que concluyó en 1988.  Durante sus servicios en el ejército optó por la historia.
Su principal aporte a la ciudad tiene que ver con el estudio de la historia de Villeta.  Ha publicado, entre otros, el libro “Villeta, testimonio de su identidad I”.  En esta obra ausculta los orígenes de la ciudad, los principales eventos históricos en la zona, en los que sobresalen los lugares históricos donde se enfrentaron nuestro ejército durante la Guerra Grande contra los países de la Triple Alianza.  Recientemente apoyó fervientemente la reapertura del Museo de Villeta.
El acto se realizó con la presencia de los concejales, familiares y amigos de los homenajeados.  El Intendente municipal, ausente.

“Nosotros no luchamos contra Stroessner, Stroessner estuvo contra nosotros”

En su momento Gregorio Gómez destacó que “este reconocimiento –entiende él– no es solamente por la escritura de poesías, sino por la lucha por el medio ambiente en Villeta, por la vida, a favor de la libertad”.  Mencionó que no hace tiempo, desde Guasukora, compañía donde vive, realizaron con vecinos y otros pobladores, una intensa resistencia a favor del ambiente, 8 meses duraron esta lucha.  “Posiblemente, en ese momento algunas autoridades habrán querido declararme “persona no grata”, dijo durante su exposición.
Para Gregorio, este reconocimiento y homenaje público, significa también que las autoridades y la sociedad “tienen un cambio de mirada, hay un cambio en Villeta.  Me alegra muchísimo porque ahora se ve de otro modo.  Ahora, mediante este ejercicio de la nueva mirada, nos encontramos con que eso que era condenable, había sido estaba bien”.
Recordó que los ámbitos de su militancia inicial, las ligas agrarias cristianas y Juventud Obrera Católica, fueron muy perseguidas.
Nosotros nos preguntamos muchas veces ¿qué hemos hecho?, ¿por qué fuimos tan perseguidos?  Nos dicen, nos recuerdan hoy, ¡ustedes lucharon contra la dictadura!  Pero, nosotros, no nos vemos así.  Nosotros no luchábamos contra Stroessner, Stroessner es el que vino contra nosotros.  Nosotros procurábamos concientizarnos, despertarnos.  Yo soy un fruto de la misma concienciación; he despertado a los 21 años”, reflexionó.
Gregorio no pudo concluir sus estudios primarios, “no podía permanecer en la escuela, me enfermaba mucho”.  Es su experiencia, su caminar lo que hizo de él lo que hoy es, alguien que sigue luchando y animando la lucha por la vida y la libertad.

“Esta distinción me motiva a seguir trabajando con fervor y empeño”

El Coronel Victor Fernando Idoyaga, al referirse al público, con mucha emoción, dijo estar “gratamente impresionado, es una grandísima e impensada ilusión, y más teniendo en cuenta que este hecho de la distinción acude a mi memoria un viejo refrán bíblico:  nadie es profeta en su tierra.  Sin embargo, existen armas poderosas para combatir este refrán o parecer.  Es la voluntad firme e irrenunciable de hacer algo bueno, pensar y tener fe indudable y positiva de los actos a realizar, la fe mueve montañas.  Tener presente que todo se puede, como una verdad principal”.
Agradeció a las autoridades por este homenaje, también extendió a su familia, “pues sin la familia, –consideró-, es poco posible realizar determinadas cosas.  Este trabajo no ha terminado.  Esta distinción me motiva y obliga a seguir trabajando con fervor, con ansias y con empeño, y en forma silenciosa, para bien de nuestra hermosa comunidad”.
El principal resultado de sus investigaciones es el descubrimiento de que en el registro inicial de la Ciudad el nombre del poblado figura como “San Felipe de Borbón en el Valle del Bastán”[1].  En su estudio se menciona que la fecha de fundación es el 18 de febrero de 1714.  Se reconoce la fundación de la Ciudad al gobernador Juan Gregorio Bazán de Pedraza.
Para el historiador queda aún en la penumbra la denominación actual de la “Villeta de los campos del Guarnipitán”.

 

“No todos los pueblos reconocen a sus hijos”

El Dr. Tadeo Zarratea, uno de los presentes, ante una invitación del concejal Luis Verón, hizo uso de la palabra.  Señaló que este acto es tan importante y “llamativo porque no todos los municipios y pueblos reconocen a sus hijos, sus hijos de valía, que han crecido en su seno, y que le han dado lustre, destaque en el concierto y los pueblos de la República y a nivel internacional”.
En una pincelada de la historia villetana dijo que es una “ciudad hermana de Asunción”, nacieron casi juntas.  Pero, además, Villeta se constituía en un baluarte durante la colonia, pues era el pueblo que defendía a la Capital Asunción “porque por aquí pasaban los Guaicuru del Chaco a requisar alimentos y mujeres…”.  Y, por lo tanto, aquí estaba un pueblo que defendía a su Ciudad capital.

 

[1] http://www.abc.com.py/edicion-impresa/locales/villeta-un-dilema-sobre-el-nombre-original-603383.html